Chile presenta un sólido trabajo en la lucha contra el cambio climático

(25/01/2018)
CONAF, a través de su Estrategia Nacional de Cambio Climático y Recursos Vegetacionales, instrumento de política pública oficializado por el Estado chileno, desarrolla una serie de iniciativas destinadas a la mitigación de los gases efecto invernadero. Los avances de la iniciativa se darán a conocer el viernes 9 de febrero en el hotel Crowne Plaza, a partir de las 11.00.

En plena ejecución se encuentran diversas actividades tendientes a mitigar los efectos del cambio climático, conforme a lo comprometido por Chile frente a la comunidad internacional y por el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachellet para impulsar un sector sustentable en lo ambiental, económico y social; todo ello en el marco de la Estrategia de Cambio Climático y Recursos Vegetacionales (ENCCRV) 2017-2025 de CONAF, instancia caracterizada por un proceso participativo con más de 3700 personas de sectores vinculados a los recursos vegetacionales del país.

En este contexto, un aspecto innovador y altamente requerido por la sociedad civil, que se está trabajando en el ámbito de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC), es el concepto de pagos por resultados, bajo el enfoque de la reducción de emisiones de gases efecto invernadero (GEI) causadas por la deforestación y degradación de los bosques, la conservación y el incremento de las capturas de CO2 conocido como enfoque REDD+. Los pagos serían efectuados por países principalmente desarrollados a países como Chile, que logren demostrar disminución y aumento de la captura de carbono forestal medido en toneladas.

Además, y más allá del carbono, se está avanzando en la implementación de un esquema de pagos por servicios ambientales (PSA), los cuales se asocian a temáticas tan atingentes como la regulación del régimen hídrico, recuperación y conservación de suelos y conectividad ecológica, entre otras materias.

La ENCCRV de CONAF “fue elaborada –según explica Aarón Cavieres, director ejecutivo de la Corporación Nacional Forestal, entidad a cargo de la estrategia sectorial de cambio climático– en conjunto con la comunidad, de acuerdo a las realidades locales, teniendo por lo tanto una validez y sustento social que fortalece el desarrollo de las actividades. Esta planificación establece ocho actividades que contienen 26 medidas de acción destinadas a enfrentar las causas de la deforestación, devegetación, degradación de bosques y otros recursos vegetacionales, así como aquellas barreras que impiden o interfieren negativamente en la implementación de iniciativas de restauración, conservación, manejo sustentable, enriquecimiento y regeneración de los recursos”.

Dicho instrumento de política pública, oficializado por la Presidenta de la República y el Ministro de Agricultura, como asimismo por el Consejo de Ministros para la Sustentabilidad, es clave para alcanzar las metas forestales asumidas por el país a nivel internacional para mitigar los efectos del cambio climático, las cuales corresponden a: forestación de 100 mil hectáreas, principalmente con especies nativas, y manejo sustentable de 100 mil hectáreas de bosques nativos al año 2030. Esto tiene una mayor relevancia si se considera la ratificación del Acuerdo de París por parte del Congreso Nacional en febrero del año 2017.

Objetivos
Sin embargo, la ENCCRV se ha propuesto como objetivos reducir la vulnerabilidad asociada al riesgo de degradación de las tierras, a través del manejo de los recursos vegetacionales, mediante la intervención de, al menos, 264.800 hectáreas, de forma directa, entre 2017 y 2025; y reducir las emisiones de gases efecto invernadero (GEI) relacionadas a la degradación y deforestación en un 20 % al año 2025, en base a las emisiones del período 2001-2013, como aumentar la capacidad de los recursos vegetacionales como sumidero de carbono.

Financiamiento
Para la formulación e implementación temprana de la Estrategia, CONAF ha recibido apoyo económico proveniente de los siguientes fondos.

Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, siglas en inglés) asociado al Proyecto de Manejo Sustentable de la Tierra (PMST).
El objetivo es revertir la desertificación y degradación de la tierra, contribuir a la mitigación del cambio climático y potenciar el uso sustentable de la biodiversidad, mediante la aplicación de prácticas de manejo sustentable de la tierra incluidas en los instrumentos de fomento del Ministerio de Agricultura y del Ministerio del Medio Ambiente. La ejecución en el territorio de este proyecto se desarrolla en las regiones de Arica y Parinacota, Coquimbo, O’Higgins, La Araucanía y Aysén.

Apoyo específico Programa ONU-REDD.
El apoyo del Programa ONU-REDD ha permitido desarrollar proyectos de implementación temprana, con el objetivo de generar restauraciones de bosque nativo con énfasis en la provisión de recursos hídricos en cuatro áreas ubicadas en las regiones de Biobío y Los Ríos.

Programa Nacional ONU-REDD.
Para seguir avanzando en productos necesarios destinados a la implementación en el territorio de la ENCCRV, el programa fortalecerá la capacidad técnica de CONAF, aportará al desarrollo de un Sistema de Información de Salvaguardas (SIS) y potenciará el Sistema de Medición y Monitoreo (SMM), además de realizar modelos de gestión forestal en las regiones de Coquimbo, Metropolitana, La Araucanía y Magallanes. Cabe destacar que el proyecto en implementación en la Región de Coquimbo cuenta, igualmente, con aportes del Fondo de Restauración de Ecosistemas Forestales (FERI), enmarcado en el Convenio de Diversidad Biológica (CDB).

Cooperación Suiza.
El apoyo del gobierno suizo, a través de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE), se concreta por medio de las Medidas Nacionales Apropiadas para Mitigación (NAMA), siendo la primera NAMA del mundo que incluye como elemento central al sector forestal como herramienta para la mitigación al cambio climático. Además, con estos recursos se efectuaron proyectos de silvicultura preventiva en las regiones de Valparaíso y del Maule. Actualmente, se está a la espera de la segunda fase de esta cooperación, con la cual se busca contribuir a la consolidación del objetivo de la ENCCRV basada en la Implementación de las medidas directas con un proyecto en la comuna de Purén, Región de La Araucanía.

Fondo Cooperativo del Carbono Forestal (FCPF, siglas en inglés).
Dirigido a apoyar a los países en vías de desarrollo en la preparación requerida para participar en el sistema de políticas para REDD+, que incluye el desarrollo de estrategias nacionales REDD+, el desarrollo de niveles de referencia de emisiones forestales, el diseño de los sistemas de medición, reporte y verificación y la creación de mecanismos nacionales de gestión de REDD+ que considera salvaguardas ambientales y sociales.

Con la primera donación efectuada el 2014, además de realizar todo el proceso de formulación y validación de la ENCCRV, se realizó el Proyecto Leña y Cambio Climático en coordinación con la Unidad de Dendroenergía de CONAF, el cual fue ejecutado en las regiones de La Araucanía, Los Ríos, Los Lagos y Aysén, habilitando 32 medidas, como: manejo sustentable del bosque, instalación de canchas de acopio y secado, instalación de capacidades para extracción y secado, entre otras.

Con la segunda donación, que llegó en 2017, se fortalecerá institucionalmente a las regiones para avanzar en la implementación de la ENCCRV.

En el marco del Fondo de Carbono, se firmó el año 2014 la carta de intención para acceder al apoyo financiero. Chile debió preparar el Documento de Programa de Reducción de Emisiones (ERPD, por sus siglas en inglés), que el Comité de Participantes aprobó en diciembre de 2016 en Washington DC, siendo Chile el primer país en el mundo en sortear dicha etapa sin condicionantes. Actualmente, se encuentra en etapa de negociación para firmar el acuerdo, que permitiría a CONAF recibir pagos por resultados en el marco del enfoque REDD+ que contempla la ENCCRV.

Actividades de la estrategia sectorial para enfrentar el cambio climático:
1) Fortalecimiento de la gestión en prevención de incendios forestales y restauración de áreas quemadas.

2) Modelo de gestión sustentable de los recursos vegetacionales.

3) Áreas modelo de gestión pública-privada que compatibilice el manejo de los recursos vegetacionales con la ganadería.

4) Fortalecimiento de la protección fitosanitaria en los recursos vegetacionales nativos.

5) Gestión adaptativa de recursos vegetacionales al cambio climático, desertificación, degradación de las tierras y sequía.

6) Ajuste normativo y desarrollo agropecuario compatible con los recursos vegetacionales nativos.

7) Apoyo al sector forestal promoviendo la sustentabilidad de la gestión forestal.

8) Actividad transversal la cual aplica a una o más de las causas de deforestación, devegetación, degradación de recursos vegetacionales y problemas asociados para aumentar su cobertura y calidad.

Fuente: CONAF

Últimas Noticias

Expertos se reunieron en seminario de leña y biomasa para avanzar en su regulación como biocombustible sólido

Compras asociativas, ruta energética, uso eficiente del combustible, contaminación atmosférica, producción y utilización de biomasa forestal fueron algunos de los […]

Leña: El camino para conseguir la formalización de este mercado

Estamos peleando para que la leña sea declarada como combustible, porque así podemos tener una cancha pareja para todos”. Las […]

Al menos el 61% de hogares se encuentra en estado de pobreza energética

La cifra corresponde a Valdivia y fue señalada por un estudio del Instituto Forestal. Esto significa que las familias gastan […]

Expertos analizaron el tema de la calefacción sustentable con biomasa forestal en Temuco

Autoridades regionales, parlamentarios y académicos se dieron cita en un foro nacional, organizado por el Consejo Local de Certificación de […]