¡Peor es mascar lauchas!

Columna de opinión de Gonzalo Mardones, académico de la Universidad de Los Lagos y ex-Presidente, Consejo Local de la Leña (2007-2011).

Al fin se ven algunas señales de querer resolver el tema de la contaminación atmosférica en Osorno. Al menos hay reuniones de las autoridades del gobierno con actores de la sociedad local para presentar y escuchar ideas que permitan superar los graves episodios ambientales que dañan la calidad de vida de los osorninos cada invierno desde hace varias décadas, así es, ¡desde hace varias  décadas! El monitoreo de la calidad del aire lleva sólo unos pocos años y la declaración de zona saturada es una noticia muy fresca todavía. Pero todos sabemos que la contaminación del aire que respiramos es una cuestión muy antigua.

Para este tipo de problemas complejos hay que proponer soluciones complejas. Pero si simplificamos el problema, entonces la solución parece ser mucho más simple. Se nos presenta la trilogía perfecta de leña-combustión-aislación como la gran solución. Las autoridades están simplificando el problema de la contaminación atmosférica. Es decir, si el problema es combustión=contaminación, entonces la solución sería prohibición=descontaminación. Pero, lo queramos aceptar o no, el problema es toda la cadena productiva de la leña que viene desde los campos y termina en la ciudad. El Sistema Nacional de Certificación de la Leña proponía una solución integral al complejo problema de la contaminación atmosférica en Osorno desde el año 2007. Nunca recibió la atención adecuada de ninguna autoridad y ahora nos enfrentamos a aceptar una solución de emergencia que no resuelve el problema en toda su complejidad. ¿Seguiremos empobreciendo a los pequeños propietarios forestales que venden su leña nativa a precio de huevo? ¿Aceptaremos la sustitución del bosque nativo por plantaciones exóticas?

¿Continuaremos haciendo vista gorda a los camiones cargados de leña que ingresan a la cuidad sin ningún control? ¿Seguiremos permitiendo la venta de leña sin ningún tipo de patente comercial y sin respetar los derechos de los trabajadores? ¿Continuaremos aceptando los negocios informales de leña sin ningún control tributario o municipal? ¿Seguiremos permitiendo que las familias más humildes paguen más caro por una leña de mala calidad por culpa del menudeo y los intermediarios? ¿Podemos seguir aceptando que la primera causa de incendios en la ciudad sea por el mal uso de la leña? La solución no es tan simple, pero por ahora peor es mascar lauchas.

 

Últimas Noticias

Comuna de Río Bueno: inauguran galpón secador de leña en sector Los Maitenes

La actividad se enmarca dentro del proyecto Leña y Cambio Climático de la Estrategia Nacional de Cambio Climático y Recursos […]

Secretaría Técnica Biobío abrió oficina en Los Ángeles

El viernes 13 comenzó a operar la primera oficina del Sistema Nacional de Certificación de Leña en la región. Como […]

Nuevo modelo de negocio de leña apoyará la comercialización de calor de forma eficiente y sustentable

Con la presencia de autoridades regionales y universitarias, investigadores, académicos y empresarios, se realizó el lanzamiento del proyecto “Modernizando el […]

Seminario “Biomasa Forestal y su Contribución a la generación de energías renovables “

El Seminario “Biomasa Forestal y su Contribución a la generación de energías renovables ” está organizado en el marco del Programa “Fortalecimiento de la […]