FIDA 2013: Chile necesita una política dendroenergética

Columna de opinión del Secretario Nacional del Sistema Nacional de Certificación de Leña (SNCL), Vicente Rodríguez Tureo.

Estamos llegando al fin de la administración del Presidente Sebastián Piñera, gobierno ideológicamente distinto al que le precedió pero que en materia de política energética no han tenido prácticamente ninguna diferencia sustancial. Se ha visto una “continuidad” en la ausencia de una estrategia de energía para el país y una manoseada apertura hacia el fomento de las energías renovables que sólo ha quedado en el papel y sin acciones concretas que entreguen oportunidades reales para el desarrollo ymejora de estas energías que, además, se caracterizan por ser locales, limpias y que contribuyen al desarrollo local en las regiones en donde se encuentran presentes.

En particular, vamos a referirnos a la energía proveniente de la biomasa, y dentro de este espectro a aquella proveniente de la biomasa forestal del país, que en su mayoría hoy se utiliza para producir calefacción y dentro de las cuales destaca la leña. Esta, a pesar de poseer una participacióncercana al 20% de la matriz primaria de energía, desde el año 2009 a la fecha la autoridad ha pospuesto sistemáticamente su reconocimiento como combustible, hecho que facultaría al Estado para regular y controlar su uso mediante normativa aplicable a un sector que se caracteriza por una alta informalidad en todos los sentidos (leyes laborales, forestales, sanitarias, municipales, tributarias y de transporte, entre otras). Esto, sin duda, hace que cualquier intento por regular la materia parezca una medida impopular para cualquier gobierno que desee ordenar el rubro, a pesar de todos los problemas ocasionados por su mala utilización. Un ejemplo concreto de este factor, es la salud de las personas afectadas por contaminación con material particulado, debido al uso de leña de mala calidad o húmeda.

Vemos que la falta de visión integral de parte del Estado acerca de un problema que si bien posee medidas aplicables, ocasiona diversas muestras de fracasos en relación a programas emblemáticos que pasan a la historia sin haber logrado los efectos de mejora prometidos. Por otro lado, vemos que los actores involucrados en toda la cadena de la biomasa forestal hacen esfuerzos notables por aportar desde su experiencia a la solución de los problemas en torno a la leña, la contaminación y la degradación de los bosques.

Uno de estos actores ha sido la exitosa Feria Internacional de la Dendroenergía de la Araucanía (FIDA), que tuvo como objetivo promover la competitividad del rubro de la biomasa para energía en toda la cadena asociada, desde los proveedores de biomasa hasta la industria auxiliar asociada (productores, comerciantes, instaladores de equipos y calderas, industria del Pellet, asociaciones gremiales, etc.), demostrando una vez más que el uso de la leña y sus derivados representan una de las mejores alternativas energéticas relacionadas a la calefacción en el centro sur del país, poniendo sobre la mesa al mismo tiempo la necesidad de que la autoridad la reconozca oficialmente como combustible, que incentive su uso en vez de prohibirla, que aplique la normativa asociada a la aislación de viviendas, que mejore sus planes de recambio de calefactores, que incentive la proliferación de sistemas más modernos de calefacción y en base a nuevos combustibles dendroenergéticos como el Pellet y Astillas, y en general que promueva a estos combustibles como una alternativa limpia en la medida en que se invierte en su modernización y profesionalización.

Desde el Sistema Nacional de Certificación de Leña (SNCL) y en calidad de socios organizadores, vimos con muy buenos ojos la realización de esta exitosa primera versión de FIDA, la que debe su positiva evolución a las 4 versiones de la feria Expoleña que le anteceden y que han establecido las bases para su consolidación este año. Mención aparte merece la Asociación de Consumidores del Sur (CDS), principales ejecutores de la iniciativa y quienes han asumido un rol protagónico en todas las instancias que tienen relación con el buen uso de la leña y derivados no solo en la Región de la Araucanía, sino a nivel nacional, consiguiendo y logrando el apoyo de algunas autoridades más abiertas a las oportunidades que se presentan una vez más desde la sociedad civil organizada.

Esperamos que a partir de este evento se vuelvan a abrir puertas para una discusión abierta de parte de las nuevas autoridades, en donde ya hay esfuerzos concretos de parte de la sociedad civil, de las empresas de todo el rubro (el gremio del sector), para ir en la búsqueda de soluciones que potencien las ventajas de la dendroenergía para el país y sus millones de usuarios.

Últimas Noticias

Valoran lanzamiento del nuevo “Sello Calidad de Leña”

El Secretario Nacional del Sistema Nacional de Certificación, Vicente Rodríguez Tureo, valoró el lanzamiento del nuevo “Sello Calidad de Leña” […]

Ministerio de Energía y Agencia de Sostenibilidad Energética lanzan nuevo Sello Calidad de Leña

Este nuevo reconocimiento, que recoge el legado del Sistema Nacional de Certificación de Leña, se otorgará a aquellos comercializadores que […]

Empresarias en biocombustibles son primeras en recibir el Sello de Calidad de Leña en La Araucanía

Una es del campo y otra de la zona urbana. Una de Villarrica, la otra de Loncoche. Ambas empresarias en […]

Comerciantes del Biobío se adjudican nuevo Sello de Calidad de Leña

El Subsecretario de Energía, Francisco López, junto con el Director Ejecutivo de la Agencia de Sostenibilidad Energética, Ignacio Santelices, realizaron […]